• Cosmética natural y bio
  • Más de 200 marcas
  • Más de 7500 productos
  • Pago seguro
  • Envío gratis a partir de 15€
  • Entrega en 24/48 horas
  • Devolución sin preguntas

WELEDA

Aceite facial calmante de Almendra

Aceite puro y sin perfume - Ideal como desmaquillante de ojos

0 Opiniones


  • Cuidado intensivo calmante para pieles sensibles
  • Alivia rojeces, picor y sensación de tirantez
  • Fortalece las funciones protectoras de la piel
  • Hidrata profundamente
Fabricante: Weleda
Fabricación: Francia
Formato: Botella de plástico de 50ml
Packaging secundario:
PAO:
EAN: 4001638080309

 

 

compartir en facebook compartir en Google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
en stock
Entrega en 24/48 horas
18,95€
379,00€/L
IVA Incluido
Cantidad:
   
Condiciones para España:
  • Pago seguro con cifrado SSL
  • Envío Gratis desde 15€ de compra
  • Envío Gratis a domicilio desde 15€ de compra
  • Seguimiento online de tu pedido
  • Entrega en 24-48 horas
  • Cupones de descuento para tu próxima compra
  • Devolución sin preguntas hasta 30 días después

Cuando se necesita nada más que un cuidado intensivo, le toca el turno al aceite facial calmante de Almendra Weleda. 
Es un tratamiento nutrtivo y calmante intensivo de rápida absorción para pieles sensibles. Con aceite de Almendra biológico, este aceite facial hipoalergénico sin perfume, especialmente desarrollado para pieles sensibles regula el equilibrio hidrolipídico de la piel de forma duradera y restablece sus funciones protectoras naturales frente a las agresiones externas. El extracto biológico de flores de Endrino ayuda a aliviar las irritaciones, calmando la piel y dejándola perfectamente hidratada.

Se absorbe rápidamente sin dejar película grasa. Ideal como cuidado diario, combinándolo con las cremas como cuidado concentrado (como un sérum) para potenciar sus efectos o simplemente como desmaquillante de ojos.
Calma y nutre la piel de forma duradera, y le aporta máximo confort y equilibrio. 

Restaura el equilibrio de la piel y las funciones protectoras frente a agresiones externas. Recomendado para pieles sensibles y atópicas.

  • 90% Reduce sensación de tirantez*

  • 85% La piel se siente suave y aterciopelada*

*Auto-Valoración tras 28 días de aplicación

Garantías:

  • Sin conservantes, colorantes o perfumes sintéticos

  • Sin aceites minerales derivados del petróleo

  • Probado dermatológicamente incluso en pieles sensibles con tendencia alérgica

  • No testado en animales

  • Producto vegano, libre de materias primas procedentes de animales

  • Los cosméticos de Weleda son aptos para celíacos, incluida la línea bucodental. Algunos productos como el Aceite Anticelulítico de Abedul y el Aceite para masaje Antiestrías contienen aceite de germen de trigo (triticum vulgare wheat germ oil), pero la proteina del trigo conocida como gluten ha sido eliminada.

WELEDA en armonía con el ser humano y la naturaleza

Principios activos:

  • Almendra Dulce: Un mar lleno de flores blancas y rosas, así se presenta cada año la floración de los almendros. Un árbol elegante con magníficos frutos, que se lleva cultivando desde hace más de 4.000 años, sobre todo en el Mediterráneo, en California, en Asia Este y Central. La almendra dulce, nutrida dentro de la seguridad de su cáscara protectora, desarrolla un aceite rico en ácidos grasos insaturados y vitamina E. El aceite de almendra que usamos en Weleda, es de calidad biológica y cultivada en Valencia.

    Rica en ingredientes protectores: En el interior de su cáscara, la almendra desarrolla una poderosa energía vital. Siendo uno de los primeros árboles en florecer, es curioso observar como no necesita calor para su desarrollo, ya que genera calor a través de un proceso de metabolismo interno. Durante el periodo de maduración, que dura más de seis meses, el almendro absorbe una gran cantidad de calor para ser almacenado en su núcleo, rico en nutrientes. La almendra no desarrolla olor, sabor o zumo, se limita a ofrecernos lo que realmente considera imprescindible; el mantenimiento de la especie a través de la formación de sus semillas. Su tesoro se encuentra en su núcleo, un aceite particularmente delicado, ligero, suave y rico en ácidos grasos insaturados.
    Esto lo convierte en protagonista indiscutible para el cuidado y la protección de las pieles más sensibles y delicadas, expuestas diariamente a agresiones externas, estrés y una dieta cada vez más desequilibrada. Y por supuesto también para la piel del bebé, recién llegado al mundo y que necesita una protección especial y delicada.
    Uno de los aceites más valiosos para la piel, el aceite de almendra dulce envuelve la piel sensible con una capa invisible que previene y alivia los signos de la piel sensible, intolerante, atópica y muy seca, protegiéndola además de las agresiones externas y la pérdida de hidratación. Con una estructura simular a nuestra piel, no altera su metabolismo natural interior. El resultado es una sensación de máximo confort, y una piel protegida y sana en equilibrio.

INCI:

Prunus Amygdalus Dulcis (Almendra Dulce) Oil, Prunus Domestica (Ciruela) Seed Oil, Prunus Spinosa (Endrino) Flower Extract.

Se puede aplicar como cuidado diario, o combinándolo con las cremas como cuidado concentrado (sérum) antes de la aplicación de la crema. Aplicar unas gotas en las palmas de las manos y masajear en la piel limpia y ligeramente húmeda de cara, cuello y escote.

Para desmaquillar los ojos, aplicar unas gotas en un algodón húmedo.

ORIGEN:

El Grupo Weleda A.G fue fundado en Suiza en 1921 como resultado del trabajo conjunto de un grupo de médicos y farmacéuticos liderados por la Dra. Ita Wegman y el Dr. Rudolf Steiner, que buscaban complementar el tratamiento de la persona como un todo.

Con el objetivo de estimular las fuerzas naturales contenidas en el ser humano, utilizaron técnicas farmacéuticas combinadas con un acercamiento espiritual, y desarrollaron una línea verdaderamente innovadora de productos para el cuidado de la salud en armonía con el ser humano y la naturaleza.

Estos medicamentos se elaboraban exclusivamente a partir de sustancias naturales, y ayudaban a mantener la salud de forma natural, estimulando las fuerzas auto curativas del organismo.

Poco después se desarrolló una amplia gama de cosméticos formulados con ingredientes naturales, con calidad farmacéutica y sin componentes sintéticos. Siguiendo el mismo enfoque holístico que los medicamentos: ayudar al organismo a regular y mantener su equilibrio natural.

Desde su origen, Weleda quiso utilizar tanto para los medicamentos como para la cosmética, materias primas de la más alta calidad, obtenidas en armonía con la naturaleza, es decir: sin sobreexplotar los recursos naturales. Por eso compró ya en los años 20, unos terrenos a pocos kilómetros de Schwäbsich Gmünd, al sur de Alemania, donde estableció su propio huerto biodinámico, un tipo de agricultura similar a la biológica. Allí se cultivan desde hace casi 90 años una gran variedad de plantas medicinales puras y vitales, sin pesticidas ni fertilizantes químicos.

Weleda es una de las pioneras en cosmética natural en Europa. Se extendió pronto a otros países europeos como Alemania, Francia y Holanda. Hoy está presente en más de 50 países de los 5 continentes. Con tiendas exclusivas en Paris, Nueva York y Japón.

Su nombre Weleda proviene de “Velleda”, una orden celta de mujeres sanadoras que tomaban de la tierra el poder de curar.

FILOSOFÍA:
Los productos Weleda han sido desarrollados para complementar el tratamiento de la persona como un todo, preservando la fuerza original de las sustancias naturales y apoyando las fuerzas sanadoras presentes en todo organismo.

En Weleda creemos que cuanto mejor lleguemos a conocer a la naturaleza, mejor podremos conocernos a nosotros mismos y relacionarnos con el entorno. Bajo este concepto y basándonos en las principales enseñanzas de Rudolf Steiner, hemos desarrollado una línea verdaderamente innovadora de productos para el cuidado de la salud en armonía con el ser humano y la naturaleza.

Los valores que Weleda aplica a sus métodos de producción se extienden a través de toda su estructura y en el día a día de la compañía. Una responsabilidad consciente hacia el medio ambiente se manifiesta en cada detalle de la operación, desde el cultivo orgánico de las plantas hasta el envasado final de los productos. En este sentido, los principios fundamentales en los que se basa la filosofía y acción de Weleda se concentran en:

Ingredientes en armonía con el ser humano:
  • Principios activos vegetales en su mayoría de cultivos orgánicos, biodinámicos o de recolección silvestre controlada
  • Sin conservantes sintéticos como los parabenos
  • Sin colorantes o perfumes sintéticos
  • Sin aceites minerales derivados del petróleo como las parafinas
  • Sin sustancias procedentes de animales muertos
  • No testado en animales
  • Emulgentes provenientes de materias primas vegetales
Procesos de producción en armonía con la naturaleza:
  • Conocimiento farmacéutico desde hace más de 85 años
  • Procesos de fabricación de tradición farmacéutica sin sustancias desnaturalizantes
  • Empresa certificada ISO 14001 y EMAS (en sucursales de Europa) por el respeto del medio ambiente
  • Estrictos controles de calidad

NaTrue


La etiqueta de NaTrue establece un alto estándar cuando se trata de definir la naturalidad de los productos cosméticos. Ayuda a los consumidores a identificar productos cosméticos verdaderamente naturales y ecológicos.

NaTrue define sus criterios a través de un Comité Científico independiente - qué ingredientes son o no son aceptados, se establecen umbrales mínimos y máximos que garantizan la máxima naturalidad, y mínimos derivados de ingredientes naturales.
NaTrue aprueba los certificados - entidades independientes encargadas de las actividades de certificación (alimentos, cosméticos, textiles, los estándares de sostenibilidad, etc.)
La verificación de si los productos cumplen con los criterios NaTrue o no por los certificadores aprobados por NaTrue es un proceso de dos fases: una auditoría de formulación e ingredientes seguida de una inspección de la producción en el lugar. La re-certificación se lleva a cabo cada dos años.
IOAS inspecciona los organismos de certificación en un ciclo de cuatro años, asegurándose de que los certificadores aprobados por NaTrue son lo suficientemente competentes para llevar a cabo actividades de certificación de NaTrue.

Criterios:

La cosmética natural contiene complejas composiciones de sustancias, muchas de las cuales son materias primas procesadas. Por lo tanto, ha de ser evaluada de forma distinta a los alimentos.
Los criterios de NATRUE van más allá que cualquier definición de “cosmética natural” establecida en Europa en términos de consistencia y transparencia. Sólo están permitidos ingredientes naturales, natural-idénticos o derivadas de origen natural, siguiendo los requisitos que se detallan a continuación:

Regulaciones:

  • NaTrue amplía la prohibición de la experimentación con animales a los productos cosméticos finales, tal como está regulado por la (CE) nº 1223/2009, para los países de fuera de la Unión Europea.
  • Las sustancias naturales y sustancias derivadas de origen natural clasificadas como ecológicas deben proceder de la agricultura ecológica controlada y/o de recolección silvestre que sea debidamente reconocida de acuerdo con los criterios establecidos por un organismo o autoridad de certificación de uno de los Eco estándares o regulaciones aprobadas por IFOAM Family of Standards o NaTrue.
  • En  cuanto  a  los  OGM (transgénicos), los  productos  finalizados  y  materias  primas  deben  cumplir  las  regulaciones  y criterios  establecidos  en  las  Eco-regulaciones  (Reglamento  (CE)  nº  834/  2007).  Este requisito  también  se  aplica  a  las  sustancias  que  no  están  cubiertas  por  el Reglamento  (por  ej. ingredientes no-ecológicos certificados, sustancias no comestibles, etc.)
  • En los cosméticos naturales, se pueden usar fragancias naturales (por ejemplo aceites esenciales) que corresponden  a  la norma  ISO  nº  9235. Esto  incluye  las  fracciones  aisladas  de  aceites  esenciales  y aceites esenciales reconstruidos a partir de estas fracciones. Las fragancias sintéticas idénticas a las naturales no están permitidas en cosméticos naturales.
  • Los tensoactivos  usados  en  detergentes  deben  ser  totalmente  biodegradables  de  acuerdo  con  el Reglamento europeo sobre Detergentes (Reglamento (CE) n º 648/2004). En principio, todas las referencias legales que figuran en este catálogo de requisitos están relacionados con la legislación de la UE en vigor en el momento. En los estados/regiones que no forman parte de la UE, estas referencias deben ser adaptadas de acuerdo a las regulaciones nacionales correspondientes de los países en los que se comercialicen los respectivos productos.

Principios NaTrue:

  • A lo largo de toda la cadena se deben tener en cuenta los aspectos del desarrollo sostenible, respetando la biodiversidad (mediante la presentación de un informe de sostenibilidad o de una evaluación de impacto ambiental por parte de los fabricantes).
  • Para poder usar el sello NaTrue es necesario que al menos el 75% de todos los productos cosméticos (fórmulas) de ilimitadas series de una misma marca sean certificados como cosméticos naturales y ecológicos. Estos  requisitos no se aplican a las materias primas.

Ingredientes y procesos permitidos:

  • Aparte del agua, base y en numerosos casos el ingrediente principal de la formulación cosmética), las sustancias predominantes en el producto final son los ingredientes naturales no modificados químicamente (sustancias naturales, por ejemplo, aceites vegetales, extractos hidroalcólicos de plantas). Los ingredientes naturales no derivados químicamente preferiblemente deben ser de calidad ecológica.
  • Los productos cosméticos naturales están producidos exclusivamente a partir de sustancias naturales de origen botánico, inorgánico-mineral, o animal (anexcepción de vertebrados muertos) y sus mezclas, o “reacciones entre ellas”.
  • Sólo los procesos físicos, incluyendo la extracción con los agentes de extracción y purificación, están permitidos para la obtención y posterior procesamiento.
    Asimismo,  los  métodos enzimáticos y microbiológicos están permitidos siempre y cuando se usen exclusivamente enzimas o microrganismos naturales y el producto final sea idéntico al que se da a la
    naturaleza.
    Las materias primas de origen vegetal o animal, así como productos acabados no pueden ser sometidas a radiación ionizante. El blanqueo de sustancias naturales está permitido, aunque el cloro
    no está autorizado (hipoclorito de sodio).
  • El origen del agua utilizada en los cosméticos naturales es arbitrario. Al calcular el porcentaje de sustancias naturales en el producto acabado, el agua sólo se considera sustancia natural si se deriva directamente de una fuente vegetal.
  • Las sustancias naturales–idénticas sólo pueden utilizarse cuando las sustancias naturales no se pueden obtener mediante un esfuerzo técnico razonable. Son regulados en las correspondientes listas positivas.
  • Las sustancias derivadas de origen natural sólo están justificadas si no hay ninguna sustancia natural que pueda cumplir su función. Las sustancias derivadas de origen natural son obtenidas a partir de  sustancias naturales, y deben ser de calidad ecológica preferiblemente. Sólo pueden ser obtenidas mediante procesos modelados por mecanismos fisiológicos. El número de pasos de conversión química debe mantenerse a un mínimo. Las sustancias  derivadas de origen natural sólo pueden utilizarse para la producción de cosméticos
    naturales si son obtenidas mediante reacciones químicas, incluyendo procesos biotecnológicos, a partir de sustancias naturales.
    Las sustancias derivadas de origen natural también incluyen sustancias que se encuentran en la naturaleza, pero no se pueden obtener en cantidades suficientes de sus fuentes naturales utilizando tecnología de última generación. Todos los materiales auxiliares y catalizadores, incluyendo enzimas y microorganismos, que no están definidos explícitamente en los criterios de NaTrue, pero son utilizados porque desde el punto de visto técnico son inevitables o para mejorar la eficiencia enérgica y así incrementar la sostenibilidad serán eliminados completamente del producto final. Se pueden tolerar trazas de en el producto final si son inevitables desde el punto vista técnico y son tecnológicamente inocuas.  
    El impacto medioambiental de  las sustancias derivadas de origen natural debe ser evaluado por separado para asegurar que puedan ser devueltos a la naturaleza sin causar ningún problema al círculo  natural.
    Las sustancias derivadas de origen natural, la cuales usan tensoactivos, tienen que cumplir estrictamente con los requisitos estrictos usados para la biodegradabilidad.
  • Para la conservación los cosméticos naturales, los conservantes naturales-idénticos y los conservantes derivados de origen natural pueden usarse (en conformidad con el Anexo V del Reglamento (CE) nº 1223/2009). El uso de los conservantes naturales-idénticos tiene que ser indicado por la expresión "conservado con..." en el envase del producto.
  • Hay que asegurarse de que las sustancias indeseables, surgidas en la fabricación, tratamiento y envasado así como en el embalaje y almacenamiento, no se encuentren en el producto.
  • Todos los materiales adicionales de los cosméticos, que se utilizan para la aplicación tópica de la fórmula sobre la piel (por ejemplo, toallitas o discos desmaquilladores), deben cumplir los requisitos para las sustancias naturales y/o derivadas de origen natural, las cuales provienen de materias primas renovables.
Requisitos mínimos de ingredientes ecológicos:

  • Cosméticos naturales con porción ecológica: Al menos el 70% de las sustancias naturales de origen vegetal y animal y de sustancias derivadas de origen natural presentes en el producto deben proceder de la agricultura ecológica controlada y/o de recolección silvestre que sea debidamente reconocida de acuerdo con los criterios establecidos por un organismo o autoridad de certificación de uno de los Eco estándares o regulaciones aprobadas por IFOAM Family of Standards o NaTrue.
  • Cosméticos ecológicos: Al menos el 95% de las sustancias naturales de origen vegetal y animal y de sustancias derivadas de origen natural ecológica presentes en el producto deben proceder de la agricultura ecológica controlada y/o de recolección silvestre quesea debidamente reconocida de acuerdo con los criterios establecidos por un organismo o autoridad de certificación de uno de los Eco estándares o regulaciones aprobadas por IFOAM Family of Standards o NaTrue.
Requisitos que deben cumplir el envasado y sus materiales:

  • En la medida de lo posible, el embalaje debe ser mínimo.
  • Si es posible, los productos deberían ser concebidos para múltiples usos (a excepción de los productos de muestra).
  • Si es factible des del punto vista técnico, se deben usar materiales de envasado reciclables, y en medida de lo posible, las materias primas del envasado deben ser renovables.
  • Los  plásticos  halogenados no deben ser usados como materiales de envasado.
  • Los  envases con gases presurizados sólo pueden ser certificados como cosméticos naturales o ecológicos de acuerdo con NaTrue si están presurizados con aire, nitrógeno, oxígeno y/o dióxido de carbono (están excluidos  los  COV - compuestos orgánicos volátiles).

Opiniones de otros clientes
 

Productos Relacionados

Otros clientes también compraron