• Cosmética natural y bio
  • Más de 270 marcas
  • Más de 9000 productos
  • Pago seguro
  • Envío gratis a partir de 20€
  • Entrega en 24/48 horas
  • Devolución sin preguntas

AMAPOLA BIO·COSMETICS

Manteca corporal Caricia de Karité African Essence (vieja)

0 Opiniones


  • Mezcla muy nutritiva para todo el cuerpo
  • Protegee y rejuvenece las pieles más seca
  • Especial para zonas con durezas o sequedad extrema
Marca: Amapola bio·cosmetics
Fabricado en: España
Formato: Lata de 50ml
Packaging secundario: No
PAO: 12M
EAN:

 
no disponible
8,90€
178,00€/L
IVA Incluido
Cantidad:
   
Condiciones para España:
  • Pago seguro con cifrado SSL
  • Envío Gratis a domicilio desde 20€ de compra
  • Seguimiento online de tu pedido
  • Entrega en 24-48 horas
  • Cupones de descuento para tu próxima compra
  • Devolución sin preguntas hasta 30 días después

Hidrata tu piél más seca con nuestra mezcla más nutritiva para todo el cuerpo. Manteca de Karité, aceite de Argán, y esencia de Incienso, para proteger, nutrir y rejuvenecer las pieles más seca

La manteca corporal Carica de Karité Amapola Bio Cosmetics es un bálsmo nutritivo a base de manteca de Karité y enriquecido con aceite de Argán. Indicada para tratar pieles muy secas o deshidratadas, especial para zonas con durezas o sequedad extrema como codos, talones, rodillas y en general cuando hay grietas o descamación.

Garantías:

  • Con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica

  • Sin perfumes artificiales

  • Sin colorantes ni conservantes de síntesis no autorizados

  • Sin parafinas ni otros derivados del petróleo

  • Sin OMG

  • No testado en animales

  • Adecuado para veganos

INCI:

Butirospermun Parkii (Karité) Butter*, Argania Espinosa (Argán) Oil*, Triticum Vulgare (Trigo) Germ Oil, Citrus Reticulata (Mandarina) Essential Oil, Boswelia Caterii (Incienso) Essential Oil, Limonene**, Benzyl Alcohol**, Linalool**, d-Llimonene**.
*Ingrediente ecológico certificado.

Producto cosmético ecológico con un 93% de ingredientes ecológicos.

Aplicar sobre las zonas mas secas y agrietadas o después de la ducha por todo el cuerpo.

Ana Isabel de Andrés es la directora técnica, promotora y dueña de Amapola Biocosmetics. Un sueño hecho realidad. Esta es su historia:

"Siempre me gustaron las cosas hechas a mano, el valor añadido de lo que somos capaces de hacer, una tarta de cumpleaños, un collage, una labor de ganchillo…. Ya de pequeña se me ocurrían cosas imposibles y mareaba a mi madre para que me ayudara a llevarlas a cabo, siempre lo menos convencional, lo que todavía nadie había hecho.

Y yo lo hice, tenia tanto empeño que después de muchos años, trabajo, tesón y esfuerzo lo he conseguido, y estoy aquí para compartirlo con vosotros.

Podría empezar diciendo que soy farmacéutica, o más bien creo que por encima de todo soy amante de la naturaleza y me siento cada vez más atraída por ella, las plantas me llaman, los olores, los colores, todo en ella es bello, y después de todo, ¿el ser humano no busca continuamente la belleza en todo lo que hace?

Pues hace unos años después de haber terminado mi carrera, intenté dar una respuesta creativa a esta pregunta tan existencial: ¿Qué es lo que quiero hacer? ¿Qué quiero aportar yo a la sociedad? Y no tarde mucho en contestarme: me gustan las plantas, me gusta formular, mezclar, crear.. Y dicho y hecho, me puse manos a la obra.

Elegí un entorno rural para desarrollar mi proyecto; quise respetar lo que ya estaba antes de llegar, seres humanos con sus costumbres y su manera de actuar, ríos, animales, plantas... Intenté no perjudicar de ninguna manera a la naturaleza y disfruté viendo que todo seguía fluyendo a su ritmo, sin que eso fuera un problema para desarrollar algo nuevo, sino más bien una ventaja.

Un entorno perfecto para desarrollarme profesionalmente y que estaba en armonía con mi forma de vida, un lugar donde vivir con mi familia, criar a mis hijos, y es que creo firmemente en la idea de que el trabajo no tiene que ser una cosa diferente a la vida, a vivir plenamente.

Elegí San Cristóbal de Segovia (Segovia), tierra de mis antepasados, que me acogió con los brazos abiertos, y allí decidí construir, en un antiguo pajar de mi abuelo paterno, mi laboratorio.

Los comienzos fueron difíciles, siempre lo son ¿no?; el esfuerzo muy grande, y las ganas de sacarlo adelante, mucho más. Aún miro para atrás y me asombro del camino recorrido. Hubo muchas satisfacciones, cada día las hay, también apoyo y reconocimiento de las instituciones e incluso algunos premios de emprendimiento de los que me siento muy orgullosa.

Como emprendedora creo que he roto algunos moldes, mi objetivo es demostrar que las empresas pueden ser diferentes, sostenibles, y cuyo principal objetivo no es ganar dinero, si no aportar algo a los demás. Creo que otra manera de emprender y otra manera de trabajar es posible, y son necesarias nuevas empresas para un nuevo paradigma social y cultural.

Desde que inicié mi proyecto hasta ahora han pasado algunos años y ya cuento con experiencia en formulación, fabricación y comercialización de productos cosméticos. Ahora ya no trabajo sola, sino que formo parte de un equipo de personas que creen en lo que hacen y ponen lo mejor de sí mismos en cada producto que sale al mercado. Así es muy fácil conseguir los mejores resultados, todo está hecho con mucho amor, y eso se nota."

Cómo se elaboran los productos Amapola Bio:

"Para elaborar un buen cosmético hay que empezar por los ingredientes.

Nos dedicamos a seleccionar materias primas interesantes, nada de tanta química, cosas más sencillas y elementales, ingredientes de aquí, de allí, de tierras lejanas, del jardín de casa o de recolección silvestre por caminos y bosques segovianos, y con el tiempo aprendimos a apreciar los olores de los aceites esenciales, a sentir las texturas suaves y delicadas de los aceites vegetales que acarician la piel, y a “saborear” con todos los sentidos el producto final, que se podían hasta comer.

Nos pusimos a mezclar ingredientes: aceite de almendras con aceite de germen de trigo y aceite de manzanilla, unas gotitas de aceite esencial de limón y ya estaba hecho un aceite limpiador facial, nuestro primer cosmético.

A partir de ahí se abrieron tantas puertas, tantos aceites que utilizar, aguas florales, extractos de plantas, tantas formulas que poner en marcha, tanta creatividad, tantas ganas de crear… esto sí que es investigación y desarrollo en estado puro.

Y por qué elegir las plantas como base de las formulaciones?

Creemos que las plantas contienen mucho más que principios activos, antioxidantes, calmantes, hidratantes o nutritivos; las plantas contienen toda la sabiduría de la naturaleza, y nuestra misión es intentar que esta sabiduría llegue a la piel. No es una tarea fácil, hay que elegir ingredientes de primera calidad, apenas procesados y de cultivo ecológico, y además incorporarlos a las formulaciones con mucho mimo para no perderlos en el proceso. Nuestras fórmulas respetan “lo vivo” de las plantas, son formulas sencillas, con pocos ingredientes, pero con un gran porcentaje de sustancias activas que la piel absorbe y agradece.

La naturaleza es nuestra fuente de inspiración, los olores, las texturas, los colores… hay que empaparse de la naturaleza y vivirla, por eso un paseo por el bosque, puede ser el desencadenante de un nuevo producto o de una nueva idea que poner en marcha.

Formulamos de persona a persona, pensando en la piel que queremos tratar y en como mezclar los ingredientes más adecuados para nutrir la piel seca, calmar la piel sensible o hidratar la piel joven. Descartamos todos aquellos ingredientes no naturales que puedan resultar tóxicos para el organismo, nuestro principio es no dañar en ningún modo a la piel. El sello de certificación BIO.INSPECTA-VIDA SANA nos avala.

Con nuestros productos queremos conectar al hombre y la mujer de hoy, con su instinto más primitivo, su esencia, su naturaleza."

Bio.Inspecta/Vida Sana


bio.inspecta es la entidad de certificación para la norma BioVidaSana. Fue creada en 1983 y ha estado vinculada desde su fundación con el suizo Research Institute of Organic Agriculture (FiBL), unos de los centros con más prestigio en la investigación en producción ecológica a nivel mundial.

La calidad profesional y el prestigio de bio.inspecta están ampliamente reconocidos por el mercado internacional y en especial en Europa.
bio.inspecta ofrece servicios de certificación acreditada para muchas y diversas normas de producción ecológica y sostenible, incluyendo certificación de sistemas de producción agricola, de cosmética, de comercio justo, certificación para bio-hoteles, etc.

Norma BioVidaSana para cosmética natural y ecológica:

La Norma BioVidaSana para productos cosméticos naturales y ecológicos y su sistema de control les sirven a las empresas certificadas como referencia para producir cosmética de acuerdo a las exigencias del consumidor y de los mercados nacionales e internacionales de cosmética natural y ecológica.
La Norma está diseñada para conseguir el mayor uso posible de ingredientes ecológicos y/o naturales simples, la reducción de los impactos medioambientales durante la elaboración de materias primas y productos cosméticos, así como un efecto beneficioso para la salud humana de los productos elaborados.
Una vez implementada la Norma BioVidaSana, realizada la verificació n in situ y completado el proceso de certificación por bio.inspecta, los operadores certificados podrán comercializar sus productos cosméticos ecológicos y/o na turales etiquetándolos con los logos de bio.inspecta y de Vida Sana indicando que es un
producto "certificado por bio.inspecta"

Según la Norma BioVidaSana las materias primas o productos terminados NO podrán:

  • haber sido irradiados (radiaciones ionizantes)
  • haber sido testado en animales
  • contener ingredientes transgénicos ni ingredientes elaborados con transgénicos
  • contener nano-partículas
  • haber sido producidos contaminando o dañando el medio ambiente.
Los ingredientes principales del producto cosmético certificado deberán ser:

  • Ingredientes naturales (preferentemente ecológicos certificados) de origen vegetal o animal
  • Ingredientes de origen mineral (como arcillas, sal, etc.)
  • Otros ingredientes permitidos como aditivos o auxiliares para la fabricación
    La Norma especifica que productos sintéticos NO podrán utilizarse como ingredientes de los productos cosméticos certificados. Se trata especialmente de compuestos químicos, sobre los que existen dudas sobre su inocuidad para el medio ambiente o la salud de las personas.
     
    Opiniones de otros clientes
    0 opiniones. Viendo de 1 a 0
    0 opiniones. Viendo de 1 a 0
     

    Productos Relacionados

    Otros clientes también compraron