Bakuchiol, alternativa natural al retinol

El bakuchiol es uno de los ingredientes de moda para el cuidado de la piel; un principio activo natural que se obtiene de las hojas y semillas de la planta psoralea corylifolia, de cuyo nombre en sánscrito -Babchi o Bakuchi- proviene el término bakuchiol. Esta planta originaria de la India y Sri Lanka, rica en flavonoides, cumarinas y meroterpenos, ha sido utilizada durante décadas en la medicina tradicional china y ayurveda por sus propiedades antioxidantes, despigmentantes, antiinflamatorias y seborreguladoras.

Beneficios del bakuchiol

Por su composición y sus propiedades, el bakuchiol es considerado una alternativa natural y vegana al retinol. El retinol es un principio activo derivado de la vitamina A con grandes beneficios para la piel, ya que estimula la producción de colágeno y reduce la síntesis de melanina, siendo muy útil en el tratamiento de arrugas y manchas, y también muy eficaz para mejorar la textura y el aspecto general de la piel. Pero debe utilizarse con precaución ya que a menudo causa irritación, no puede ser utilizado por embarazadas y lactantes, y además es fotosensibilizante.

Aunque el bakuchiol no ha sido tan estudiado como los retinoides, se ha demostrado que ofrece unos beneficios similares, pero con la ventaja de ser mucho mejor tolerado por la piel; no presenta efectos adversos, no irrita la piel, puede ser utilizado en todo tipo de piel, en cualquier momento del día y también durante el embarazo y la lactancia. Se recomienda especialmente para personas con piel sensible o reactiva o que se exponen mucho al sol, así como para la personas que están en período de descanso del retinol o que utilizan otros activos despigmentantes o alfahidroxiácidos en altas concentraciones.

Además, el bakuchiol es fotoestable, es decir, no pierde su efectividad ni se desintegra bajo la acción de la radiación ultravioleta.

Entre sus beneficios cosméticos destacan los siguientes:

  • Antioxidante: Aumenta la resistencia de las células al estrés oxidativo; ayuda a estimular la síntesis de colágeno y a disminuir su degradación; mejora la firmeza de la piel y la apriencia de las líneas de expresión y las arrugas.
  • Despigmentante: Interfiere en la síntesis de melanina a diferentes niveles, ayudando a reducir la hiperpigmentación y homogeneizando el tono de la piel.
  • Antimicrobiano: Algunos estudios han demostrado que tiene propiedades fungicidas.
  • Seborregulador: minimiza la acumulación de impurezas en los poros de la piel y regula la producción de sebo.
  • Antiinflamatorio: Debido a que reduce la inflamación y promueve la regeneración de las capas superiores de la epidermis, es útil para combatir el acné y mejorar la textura de la piel.

Este activo tan interesante puede estar presente en diferentes tratamientos de belleza como sérums y cremas hidratantes. Descubre nuestra selección de productos formulados con bakuchiol.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.