Mención [nano] en el etiquetado de los protectores solares franceses

Desde 2022, en el INCI de algunos de los protectres solares fabricados en Francia aparece la mención [nano] junto con el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Los protectores solares naturales con certificado ecológico sólo emplean dos filtros solares minerales: dióxido de titanio (TiO2) y óxido de zinc (ZnO). Estos filtros, cuya eficacia e inocuidad han sido validadas, son los únicos filtros de origen natural autorizados a nivel mundial; consisten en moléculas naturales de titanio o zinc muy fuertemente soldadas entre sí para formar grupos de moléculas. Desde 2019, la agencia de consumo francesa DGCCRF1 viene realizando controles sobre el tema de los nanomateriales, denunciados como potencialmente penetrantes de la barrera cutánea. Estos controles, que se intensificaron en 2020 y 2021, ahora se dirigen a los productos de protección solar formulados con filtros minerales.

La mención [nano] aparece debido a un cambio en la técnica de medición de los filtros minerales. Actualmente, no existe una técnica estandarizada para evaluar nanopartículas; son varias y la legislación no impone favorecer a una sobre otra. Hasta ahora los fabricantes utilizaban la técnica DLS, que permite medir los filtros minerales tal y como se encuentran de forma natural en los productos acabados y una vez aplicados sobre la piel, es decir, recubiertos y aglomerados, formando grandes agregados. Pero, en Francia, los organismos de inspección se basan principalmente en la técnica SEM (Scanning Electron Microscopy) para analizar los productos finales en cuestión. Esta técnica, utilizada únicamente en Francia, modifica el estado real de las pantallas minerales: somete las fórmulas a tratamientos violentos a base de disolventes y ultrasonidos, que rompen la estructura externa de las partículas (árido, revestimiento), y mide únicamente la dimensión más pequeña de las partículas primarias. Sin embargo, en la fórmula final de un protector solar aplicado sobre la piel, las pantallas minerales no están individualizadas; se aglomeran y recubren para formar grandes racimos sólidos; son indestructibles en condiciones normales de uso de un producto de protección solar. Por lo tanto, esta técnica de medición genera resultados que impactan directamente en el estado regulatorio de las sustancias analizadas: filtros que antes se consideraban «no nano» ahora deben etiquetarse como «nano».

A pesar de que las fórmulas de los productos permanecen sin cambios, los fabricantes franceses han decidido seguir las pautas de la DGCCRF1 y realizar cambios en las listas de ingredientes presentes en el packaging de sus protectores solares a partir del 1 de enero de 2022. Esta nueva declaración no cambia en nada la inocuidad y seguirdad que ofrecen estos protectores solares con certificado ecológico. Recientemente se ha hecho un nuevo estudio que demuestra, una vez más, que los filtros minerales empleados permanecen estrictamente en la superficie de la piel; no penetran a través de las capas de la piel, por lo que no presentan riesgo de paso a la circulación general ni al organismo.

Por otro lado, la certificación ecológica que avala estos productos garantiza que las fórmulas son saludables, sin ningún ingrediente de origen petroquímico en riesgo o controvertido.

1Direction Générale de la Concurrence, de la Consommation et de la Répression des Fraudes (Administración pública dependiente del Ministerio de Economía francés).

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.