Tipos de radiación solar

0

Posted by Idun Nature | Posted in ¿Sabías que...?, Protección solar | Posted on 17-07-2014

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El sol emite radiaciones electromagnéticas con diferentes longitudes de onda, entre las que hay que destacar las radiaciones ultravioleta (UV) y los rayos infrarrojos, ya que son responsables de efectos beneficiosos y perjudiciales para la piel.

La radiación ultravioleta se divide en tres segmentos diferentes: rayos UVA, UVB y UVC. La radiación UVC, con longitudes de onda corta comprendidas entre los 200 y 290 nm (nanómetros), es la radiación de mayor energía y es muy peligrosa para la salud, pero afortunadamente no llega a afectar a la piel porque la capa de ozono la absorbe casi por completo.

Las radiaciones UV que llegan hasta la superficie de la piel son la radiación UVB, con longitudes de onda media comprendidas entre 290 y 320 nm, y la radiación UVA, con longitudes de onda larga comprendidas entre 320 y 400 nm.

  • Radiación UVA: alcanza totalmente la superficie terrestre y constituye el 95% de la radiación ultravioleta que llega a la superficie de la piel. Tiene capacidad para atravesar el vidrio y penetrar hasta las capas más profundas de la dermis incluso en los días más nublados.
    Los rayos UVA contribuyen a desencadenar alergias solares y reacciones fototóxicas. Son los responsables de la pigmentación inmediata, pero el efecto es poco duradero. Causan daños de forma silenciosa, ya que no provocan eritema ni quemadura, pero generan radicales libres que causan alteraciones en las células de la piel a largo plazo. Sus efectos se acumulan con el paso del tiempo, siendo los principales responsables del envejecimiento (arrugas, manchas, pérdida de elasticidad…), y también contribuyen a la aparición de cáncer de piel.
  • Radiación UVB: constituye el 5% de la radiación ultravioleta que llega a la piel. El 90% es bloqueada por el ozono y por el oxígeno de la atmósfera, pero como es más energética que la radiación UVA, resulta más dañina para la biosfera. Las nubes pueden frenar la radiación y ésta tampoco puede atravesar el vidrio, por lo que se filtra fácilmente con gafas, y también con ropa y filtros solares. Los rayos UVB son indispensables para la síntesis de Vitamina D, tienen menor capacidad para penetrar en la piel (llegando sólo hasta la epidermis), inician su efecto rápidamente desencadenando el proceso del bronceado duradero, y después actúan lentamente causando daños graves ya que son los responsable del eritema, las quemaduras, las ampollas, y reacciones alérgicas. Una exposición prolongada deprime el sistema inmunitario al disminuir el número de células de Langerhans, lo que convierte a la radiación UVB en el principal causante de melanoma y cáncer de piel no melanoma.

Los Rayos infrarrojos tienen una longitud de onda es superior a 760 nm y alcanzan las capas más profundas de la piel. Producen un efecto calórico, siendo los causantes de las insolaciones y los golpes de calor. Además, parece que pueden potenciar los efectos negativos de los rayos UVA y UVB e influyen en el envejecimiento cutáneo provocando pérdida de firmeza y elasticidad, pero de momento, no se ha descubierto que estén relacionados con el cáncer de piel.

rayos-uva-uvb-infrarrojos-piel

La exposición solar excesiva y sin control es un grave peligro para nuestra piel, ya que puede provocar alteraciones del sistema inmunitario, daños oculares, envejecimiento prematuro, insolaciones, quemaduras, y cáncer de piel. Para proteger la piel de estos daños, se han desarrollado los protectores solares o fotoprotectores.

Los protectores solares son productos cosméticos que contienen filtros solares físicos y/o químicos que actúan reflejando o absorbiendo las radiaciones solares para proteger la piel de sus efectos dañinos. Actúan frente a las radiaciones ultravioleta B (UVB), ultravioleta A (UVA) e infrarroja (IR), pero tienen diferente eficacia protectora frente a cada una de ellas.

Protección UVB

El grado de protección frente a las radiaciones UVB es conocido como FPS (factor de protección solar), también llamado IPS (índice de protección solar).

En la industria cosmética se utilizan diferentes métodos para determinar el FPS, de forma que según el país de procedencia del producto, nos podemos encontrar índices diferentes NO comparables entre sí:

  • FDA (americano), vigente en Estados Unidos
  • DIN (alemán), cuyo valor es la mitad que el anterior y no se utiliza en la actualidad
  • SAA (australiano), de valor intermedio entre FDA y DIN
  • COLIPA (europeo), es el método aceptado y más utilizado por casi todos los fabricantes de cosméticos europeos, aunque no de aplicación obligatoria. Este método clasifica los productos en varios tipos en función del factor de protección solar:

 

tabla fps

Protección UVA

Para evaluar la protección frente a la radiación UVA existen también varios métodos, pero NO hay un medición oficial o consensuada. Se utilizan métodos in vivo que miden la cantidad de radiación necesaria para producir una pigmentación inmediata (PPI o IPD) o duradera (PPD). La clasificación de los protectores solares según el grado de protección frente a la pigmentación duradera es la siguiente:tabla ppd

También existen métodos in vitro basados en la capacidad de transmisividad de la radiación sobre el producto (DIFFEY).

Actualmente, la Comisión Europea establece que los protectores deben ser de amplio espectro, es decir que deben proporcinar protección frente a las radiaciones UVA y UVB, y que la protección UVA debe ser al menos un tercio con respecto a la protección UVB.

Protección IR

No existen métodos oficiales o recomendados para valorar este tipo de protección.

———————

A continuación se muestra una lista de los filtros solares utilizados en los cosméticos, y el tipo (o tipos) de radiación frente a la que protegen cada uno de ellos.

(Nota: haz click en las imágenes para ampliarlas.)

lista_filtrosUV

lista_filtrosUV 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

Manteca de karité: el mejor aliado contra el frío

0

Posted by Idun Nature | Posted in Aceites vegetales, Consejos y remedios naturales, Cosmética Natural, Cuidado de la piel, Ingredientes | Posted on 08-02-2012

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando llega el invierno la piel se vuelve áspera y seca, esto es porque pierde agua y humectación. Para prevenir que esto suceda, es necesaria la aplicación de productos naturales que eviten la sequedad de la piel.

La manteca de Karité, muy rica en ácidos grasos insaturados, fitoesteroles y flavonoides, es un regenerador celular natural con grandes propiedades hidratantes, suavizantes y reestructurantes.

Destaca por su intenso y duradero poder hidratante en rostro y cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares. La carencia de esta vitamina se advierte por el enrojecimiento de la piel, su descamación y por la sequedad en uñas y cabello. También contiene importantes antioxidantes como tocoferoles (Vitamina E); catequinas (que se encuentran también en el Té Verde); y lupeol, que previene los efectos del envejecimento de la piel, inhibiendo enzimas que degradan las proteínas de la piel.

Te mostramos 7 trucos caseros para aprovechar los beneficios de la manteca de Karité en tu piel:

  1. Protege la piel de las agresiones externas: rica en ácidos grasos insaturados, la manteca de karité es un excelente remedio contra el frío invernal que reseca la piel delicada, devolviendo al cutis su humectación natural.
    La Manteca de Karité es muy adecuada para tratar las manos secas e irritadas y los labios resecos por el frío, a los que aporta un atractivo brillo, y la nariz irritada por las alergias de primavera o los resfriados de invierno.
    También es una excelente opción para contrarrestar los estragos del sol en la piel por sun contenido en ésteres de ácidos cinámicos, que tienen una capacidad limitada de absorber radiación ultravioleta (UV).
    También es muy adecuada como bálsamo para el afeitado.
  2. Antiarrugas natural: su contenido en antioxidantes la convierten en un buen remedio para actuar contra las arrugas, producto del envejecimiento cutáneo.
  3. Cuida el cabello seco y estropeado: la manteca de karité es un recurso de lujo para la sequedad y, como consecuencia, el encrespamiento del cabello.
  4. Tratamiento anti-estrías: si tu problemas son las estrías, la manteca de karité puede hacer mucho para disimularlas y combatirlas. También es perfecta en el tratamiento de las grietas y heridas en los pezones durante la lactancia.
  5. Remedio para las quemaduras: sus propiedades reestructurantes hacen de la la manteca de karité un alivio inmediato para todo tipo de quemaduras, favoreciendo la regeneración de la piel.
  6. Alternativa natural a la cortisona: el karité es un anti-irritante por excelencia. Entre sus componentes se han encontrado otros compuestos específicos como alcoholes triterpénicos, cuya propiedad es reducir la inflamación, por lo que se utiliza habitualmente, con sorprendentes resultados, en casos de dermatitis atópica o eczema incluso en los más pequeños de la casa.
  7. Efecto relajante: basta con masajear brazos y muslos para obtener una sensación instantánea de bienestar muscular.
    La Manteca de Karité es muy efectiva en articulaciones de codos y rodillas, dedos de los pies, talones y uñas, por lo que es muy recomendable para antes y después del ejercicio deportivo.

Y además te presentamos una selección de productos con un alto contenido en manteca de kartié:

 

 

Share

Aceite de Argán: Oro líquido de Marruecos

0

Posted by Idun Nature | Posted in Ingredientes | Posted on 11-06-2010

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Argán, la planta:

El Argán (Argania Espinosa), conocido también como Acebuche Espinoso y perteneciente a la familia de las sapotáceas, es un árbol que crece en el suroeste de Marruecos. También se encuentra en ciertas zonas de México y unos pocos ejemplares en Andalucía.

Por sus características es un árbol único en el mundo.

De sus frutos, que empiezan a madurar con los primeros calores de junio, se extrae el aceite de Argán, también conocido como «Oro líquido de Marruecos».

Composición del aceite de Argán:

El aceite de Argán contiene aproximadamente un 80% de ácidos grasos esenciales (50% ácido linoleico, 15% ácido alfa-linolénico, 12% ácido oleico, 3% ácido gamma-linolénico, 1% ácido araquidónico) y tiene un contenido muy elevado de Tocopheroles (Vitamina E), importantes para interceptar los radicales libres, y Phytoesteroles. Sus propiedades hidratantes, nutritivas y antioxidantes hacen que sea muy apreciado para el cuidado de la piel, el cabello y las uñas. También tiene propiedades antiacné, fungicidas y bronceadoras.

Favorece la renovación celular, aporta elasticidad y suaviza la piel.

Hace aproximadamente 2 décadas, los análisis químicos realizados al aceite de Argán, confirmaron sus valiosas propiedades nutricionales y dermatológicas (incluyendo el uso como tratamiento para acné, arrugas y heridas leves).

Propiedades y aplicaciones:

Al igual que otros óleos ricos en grasas, el aceite de Argán tiene tres funciones esenciales:

  • Uso culinario por su valor nutricional.
  • Uso terapéutico ya que reduce el colesterol y previene enfermedades cardiovasculares.
  • Uso cosmético.

Bueno para tu piel: Científicos franceses de la universidad de Metz han podido probar que el aceite provoca un rejuvenecimiento de las células.

  • Antiedad, promueve la renovación celular.
  • Hidrata, suaviza y revitaliza la piel, y aporta bienestar.
  • Estimula la oxigenación de la piel y aporta elasticidad.
  • Neutraliza los radicales libres y protege la piel de las agresiones externas.
  • Antiséptico.
  • Fungicida.
  • Cicatrizante.
  • Trata las irritaciones cutáneas como acné, eczema, estrías, quemaduras del sol.
  • Trata enfermedades dermatológicas como neurodermatitis y psoriasis.

Aplicar aceite de Argán una hora antes de la ducha. El aceite de Argán penetra rápidamente en la piel dejándola hidratada y sin engrasar.

Bueno para tu cabello:

  • Nutre y revitaliza el cuero cabelludo.
  • Aporta brillo y suavidad natural al cabello.

Aplicar directamente una gota sobre el mismo o de forma más intensa 30 minutos antes de lavarlo.

Bueno para tus uñas:

  • Reestructura y endurece las uñas debilitadas.
  • Protege las uñas de las agresiones externas.

Aplicar aceite de Argán con zumo de limón antes de acostarse.

Aceite de Argán virgen, puro y natural 100%

El aceite de Argán es un producto natural resultado de la presión de las almendras extraídas de los frutos secos del Argán.

La extracción del aceite de Argán es totalmente artesanal. Se consigue mediante un proceso mecánico sin ningún tipo de utilización de productos químicos o agentes parecidos. De hecho, el aceite de Argán virgen es un producto bio con beneficios demostrados.

Debido al auge que ha tenido el aceite de Argán a nivel internacional y la fuerte demanda del mercado sobre el mismo, se ha asistido durante algunos años al nacimiento de una panoplia de «productos cosméticos a base de aceite de Argán»; productos que a veces no tienen nada que ver con el Argán más que el nombre.

Para conseguir el beneficio pleno del aceite de Argán sobre el cuerpo, es preciso que se trate del aceite de Argán virgen, puro y natural 100%. En caso de pieles demasiado sensibles o con ciertas particularidades, se recomienda el consejo de su médico como en todos los casos de productos cosméticos y medicinales.

Descubre todos los productos que contienen Aceite de Argán.

 

Share