Método Curly para un pelo sano

0

Posted by admin | Posted in Cosmética Natural, Cuidado del cabello | Posted on 14-09-2020

El método Curly es una técnica desarrollada por la estilista Lorraine Massey en el año 2001 para conseguir unos rizos sanos y bonitos.
Este sencillo método, que explica en su libro Curly Girl: The Handbook, se basa principlamente en proporcionar al cabello la hidratación necesaria y darle definición, evitando el uso de productos con sulfatos, siliconas o alcoholes – entre otros – que pueden resecar el cabello, encresparlo y modificar su estructura.

Antes de comenzar el método, se recomienda sanear las puntas y eliminar los posibles residuos acumulados en el cabello como, por ejemplo, las siliconas no solubles en agua procedentes de productos capilares anteriores. Para ello, es recomendable realizar varios lavados de transición con un champú purificante (sin siliconas, pero con sulfatos), como el champú Green Matcha de Urtekram o el champú purificante de Attitude.

A partir de aquí, la técnica se centra en los tres pasos siguientes:

  • Lavado: Comenzar evitando el uso de champú y, en su lugar, utilizar limpiadores no-poo como arcillas, hierbas en polvo como éstas de Khadi, o acondicionadores (co-wash) como los 3 en 1 low-poo de So’bio étic.
    Aplicar únicamente en el cuero cabelludo con un suave masaje. A continuación, aclarar con agua fría para cerrar la cutícula del cabello y activar la circulación sanguínea, eliminando el encrespamiento y aportando brillo.
    Una vez que se ha conseguido una buena limpieza con este paso, se puede comezar a utilizar champús sin sulfatos, como por ejemplo los champús sólidos de Inuit, Jazmín y Azahar o Kia Ora, que limpian con suavidad, nutren el cabello y evitan el encrespamiento.
  • Acondicionamiento: El método aconseja aplicar un acondicionador nutritivo como éste, o una mascarilla, como por ejemplo la mascarilla revitalizante de Naáy Botanicals, y desenrededar el pelo cuando aún está húmedo. Para ello se puede contar con la ayuda de un peine de púas anchas, comenzando por las puntas y ascendiendo hasta las raíces. Es importante que el peine sea de madera porque tiene la propiedad de absorber el exceso de agua y repartir el sebo, y al contrario que el plástico, no genera electricidad estática.
  • Acabado: Los productos de peinado deben aplicarse mientras el cabello esté húmedo. Se recomienda aplicar un gel o crema leave-in para definir el rizo y distribuirlo por secciones. Entre los más recomendables encontramos el sérum capilar de Matarrania, la pomada capilar de John Masters Organics, la crema de acabado de Flores o el bálsamo para rizos de Mandarina de Less is More.
    A continuación, esponjaremos el cabello y lo envolveremos en una toalla de algodón o lo dejaremos secar al aire. Se puede utilizar el difusor del secador, pero sólo con aire frío, y no se debe secar el pelo por completo de esta manera.

El método también recomienda dormir con un gorro o una almohada de satén para prolongar la definición del cabello y evitar el encrespamiento.

¿Qué se debe evitar?

  • Calor de secador, plancha o tenacillas, ya que puede romper la fibra capilar, eliminar el brillo y la elasticidad.
  • Cepillar el cabello, para no aplastar el rizo.
  • Peinar el cabello en seco, para no romper el cabello.
  • Peines de plástico, porque provocan electricidad estática y se tiende a enredar más el cabello.
  • Siliconas, porque aportan peso, impiden la oxigenación del cuero cabelludo, se acumulan en forma de residuo y el pelo se ensucia antes, y su uso continuado ppuede generar problemas de caspa o caída.
  • Sulfatos, ya que eliminan los aceites naturales del cabello y su uso continuado puede generar problemas de irritación, picores y sequedad.
  • Alcoholes, porque resecan el pelo y pueden irritar el cuero cabelludo y provocar reacciones alérgicas.
  • Tintes químicos, porque abren la cutícula y rompen las moléculas de queratina, dañando la estructura del cabello y volviéndolo frágil y quebradizo.

Los resultados se empezarán a notar transcurridas varias semanas, ya que el pelo debe ir adaptándose progresivamente a este proceso. Con el tiempo, cada persona puede ir acomodando la técnica a sus necesidades.

Share

Write a comment