Nueva BB Cream So’bio étic para una piel perfecta

So’BiO étic acaba de sacar al mercado una nueva BB cream que sustituirá a la que ha sido su mayor éxito de ventas durante años.

Esta nueva crema con color completa la línea perfeccionadora de la piel del rostro Pour une peau parfaite. En su fórmula destacan los tres ingredientes estrella que luchan contra la imperfecciones de la piel y que caracterizan a toda la gama:

  • Extracto de Loto Sagrado, un activo ultra-protector que activa la luminosidad y que ha sido utilizado tradicionalmente por sus propiedades calmante y emolientes, especialmente cuando hay sensación de ardor. Suavizante, astringente y refrescante, el extract de las flores de Loto se utiliza también contra las manchas. Además, es rico en compuestos fenólicos y azúcares, por lo que es un excelente activo anti-imperfecciones.
  • Agua floral de Hamamelis ecológica, de propiedades astringentes y purificantes.
  • Sales de Zinc con propiedades sebo-reguladoras, purificantes y antibacterianas.

Estos principios activos se suman a los polvos de arroz y los pigmentos minerales de larga duración, ya presentes en su perdecesora, para convertir a esta BB cream en un tratamiento perfeccionador «todo en uno» que unifica la tez, difumina las imperfecciones, alisa las primeras arrugas y atenúa los signos de fatiga. Además, la nueva versión se perfecciona con la adición de manteca de karité y ácido hialurónico de bajo peso molecular para proporcionar una hidratación duradera.

 

Se presenta en dos tonalidades: So’BiO étic BB Pour une peau parfaite Cream perfeccionadra – claire y So’BiO étic BB Pour une peau parfaite Cream perfeccionadra – medium

Share

El CO2 supercrítico: una técnica revolucionaria

El respeto por el medio ambiente nos preocupa más cada día. De hecho, los productos ecológicos se han convertido en tendencia de moda porque los consumidores estamos más sensibilizados cada vez con la importancia de que los productos se fabriquen respetando el entorno.

El CO2 supercrítico es una técnica relativamente nueva y revolucionaria que cada vez se emplea más.

La tecnología utilizada para la extracción se basada en el uso de fluidos supercríticos; sustancias que, en determinadas circunstancias, se encuentran en un estado con propiedades intermedias entre líquido y gas. El CO2, un gas totalmente inocuo, ha demostrado tener la capiacidad de comportarse como un fluido en unas condiciones de presión y temperatura superiores a su punto crítico, resultando ser un potente solvente con gran capacidad de extracción.

Aplicaciones en la industria

A nivel industrial, los fluidos supercríticos se utilizan en el sector agroalimentario, químico, farmacéutico y en cosmética.

Es una técnica que facilita la obtención de productos de origen natural, como por ejemplo en la obtención de extractos herbales a partir de plantas aromáticas. Tradicionalmente, los extractos herbales utilizados en cosmética natural se han obtenido macerando una planta en un disolvente (alcohol, aceite vegetal, agua, glicerina…) durante varios días o semanas.
La técnica del CO2 supercrítico consiste en bombear CO2 a presión en una cámara que contiene la planta seca triturada; se presuriza hasta que se convierte en un fluido de baja viscosidad que se esparce como el gas, pero con la densidad de un líquido. En esa forma es capaz de extraer la más amplia variedad de ingredientes liposolubles de una planta. Cuando se despresuriza, vuelve a su estado gaseoso, pierde sus capacidades como solvente y se separa de la nueva solución, dejando el extracto oleoso de la planta.

Otras aplicaciones son: el fraccionamiento de bebidas para la desalcoholización, la extracción de grasas o el colesterol de los alimentos, la descafeinización del café, la recuperación de la nicotina, operaciones de desinfección, descontaminación de aguas residuales, etc.

Tipos de extractos CO2 supercrítico

El CO2 supercrítico actúa como un solvente lipofílico, por lo que puede extraer los componentes oleosos de una planta (aceites esenciales, triglicéridos, tocoferoles, carotenoides, escualanos, etc).

El CO2 supercrítico permite obtener diferentes tipos de extractos según la planta y la parte de la planta empleada. Sus características y usos dependerán del tipo de extracto:

  • Extractos aromáticos: contienen principalmente moléculas aromáticas que no se extraen fácilmente durante la destilación o bien se desnaturalizan. La extracción mediante CO2 supercrítico permite extraer también una gama más amplia de ingredientes activos, como los compuestos «más pesados» que no son impulsados por vapor. Por ejemplo: los extractos aromáticos de romero, manzanilla alemana, jengibre, vainilla…
  • Extractos de tipo activo:  contienen principios activos de la planta que no se extraerían durante una destilación. Equivalen a los macerados tradicionales de plantas como la árnica, caléndula, zanahoria…
  • Extractos de tipo oleoso: Desde el punto de vista de la composición, son aceites vegetales, es decir, mezclas de triglicéridos de ácidos grasos e ingredientes activos liposolubles. La extracción mediante CO2 supercrítico permite obtener aceites vegetales que no pueden obtenerse por presión en frío o que tienen un rendimiento muy bajo. Por ejemplo: los aceites vegetales de rosa mosqueta, frambuesa o granada.

Ventajas e inconvenientes

  • Fácil separación de sustancias
  • Posibilidad de utilizar temperaturas suaves (alrededor de los 31º C) que no dañan a las sustancias
  • No hay oxígeno, por lo que los componentes sensibles a la oxidación permanecen intactos
  • Gran capacidad selectiva y mayor transferencia de componentes, por lo que hay un mayor rendimiento
  • Mayor vida útil del producto, en comparación con los métodos de extracción convencionales)
  • Los aromas de los extractos son muy frescos y fieles al aroma original de la planta
  • Es una técnica limpia, ya que no se emplean solventes derivados del petróleo como el hexano, y no genera residuos
  • El proceso de extracción es más costoso por los requerimientos tecnológicos necesarios, lo cualrepercute en el precio final del producto
  • El color del extracto puede ser más intenso y puede afectar al color del producto final
  • Los extractos que contienen materia volátil pueden contener alérgenos al igual que los aceites esenciales

En resumen, es una técnica más limpia y segura que los procesos convencionales, que nos lleva a la obtención de extractos de mayor calidad, muy puros y concentrados, sin alteración de los principios activos sus componentes.

Share

Diferencias entre detergentes para la ropa convencionales y ecológicos

Si observamos un detergente convencional, una de las cosas que  primero llama la atención es su color, a menudo azul. Esta coloración de origen sintético se añade para eliminar visualmente el tono amarillento que adquiere la ropa cuando va envejeciendo.
Como no es un efecto duradero, es decir, no alcanza a los lavados posteriores y por lo tanto, no cumple con las exigencias de los consumdores, habitualmente se incluyen también blanqueadores ópticos. Estos agentes abrillantadores fluorescentes son compuestos químicos derivados de hidrocarburos, como el estilbeno, que absorben la radiación ultravioleta, y que por simple combinación de colores, disimulan el tono amarillento de la ropa. También son habituales los blanqueadores desinfectantes a base de cloro que liberan dioxinas, cuyos peligros para la salud ya han sido advertidos por la OMS.

Otro aspecto que llama la atención es el perfume, a menudo fuerte y siempre de origen sintético, lo que en ocasiones puede causar dermatitis por contacto, especialmente en las pieles más sensibles. Son muchas las personas que reconocen haber cambiado de detergente alguna vez por este problema.

En cuanto a los ingredientes activos, en los detergentes convencionales rara vez se detallan los tensioactivos (ingredientes con función detergente, es decir, lo que lava). Se suele indicar el porcentaje de surfactantes iónicos y no iónicos, pero no se precisa cuáles en concreto. En la mayoría de los casos, esos tensioactivos son compuestos etoxilados en cuyo proceso de elaboración se libera 1,4-dioxane, un cancerígeno reconocido.

Por último, los detergentes convencionales también contienen enzimas, que hacen que la ropa quede más ápera y sea imprescindible el uso de suavizante.

Todo lo anterior tiene que ver con que los detergentes convecionales no se degraden con facilidad, contaminando así los ecosistemas marinos.

La alternativa a los detergentes más habituales en supermecados y tiendas tradicionales, son los detergentes ecológicos – formulados con jabón u otros tensioactivos a partir de aceites vegetales – que no sólo respetan la salud y el medio ambiente, sino que además han demostrado lavar de forma eficiente, dejando la ropa más suave y prolongando mucho más la vida de nuestras prendas.

Share

Método Curly para un pelo sano

El método Curly es una técnica desarrollada por la estilista Lorraine Massey en el año 2001 para conseguir unos rizos sanos y bonitos.
Este sencillo método, que explica en su libro Curly Girl: The Handbook, se basa principlamente en proporcionar al cabello la hidratación necesaria y darle definición, evitando el uso de productos con sulfatos, siliconas o alcoholes – entre otros – que pueden resecar el cabello, encresparlo y modificar su estructura.

Antes de comenzar el método, se recomienda sanear las puntas y eliminar los posibles residuos acumulados en el cabello como, por ejemplo, las siliconas no solubles en agua procedentes de productos capilares anteriores. Para ello, es recomendable realizar varios lavados de transición con un champú purificante (sin siliconas, pero con sulfatos), como el champú Green Matcha de Urtekram o el champú purificante de Attitude.

A partir de aquí, la técnica se centra en los tres pasos siguientes:

  • Lavado: Comenzar evitando el uso de champú y, en su lugar, utilizar limpiadores no-poo como arcillas, hierbas en polvo como éstas de Khadi, o acondicionadores (co-wash) como los 3 en 1 low-poo de So’bio étic.
    Aplicar únicamente en el cuero cabelludo con un suave masaje. A continuación, aclarar con agua fría para cerrar la cutícula del cabello y activar la circulación sanguínea, eliminando el encrespamiento y aportando brillo.
    Una vez que se ha conseguido una buena limpieza con este paso, se puede comezar a utilizar champús sin sulfatos, como por ejemplo los champús sólidos de Inuit, Jazmín y Azahar o Kia Ora, que limpian con suavidad, nutren el cabello y evitan el encrespamiento.
  • Acondicionamiento: El método aconseja aplicar un acondicionador nutritivo como éste, o una mascarilla, como por ejemplo la mascarilla revitalizante de Naáy Botanicals, y desenrededar el pelo cuando aún está húmedo. Para ello se puede contar con la ayuda de un peine de púas anchas, comenzando por las puntas y ascendiendo hasta las raíces. Es importante que el peine sea de madera porque tiene la propiedad de absorber el exceso de agua y repartir el sebo, y al contrario que el plástico, no genera electricidad estática.
  • Acabado: Los productos de peinado deben aplicarse mientras el cabello esté húmedo. Se recomienda aplicar un gel o crema leave-in para definir el rizo y distribuirlo por secciones. Entre los más recomendables encontramos el sérum capilar de Matarrania, la pomada capilar de John Masters Organics, la crema de acabado de Flores o el bálsamo para rizos de Mandarina de Less is More.
    A continuación, esponjaremos el cabello y lo envolveremos en una toalla de algodón o lo dejaremos secar al aire. Se puede utilizar el difusor del secador, pero sólo con aire frío, y no se debe secar el pelo por completo de esta manera.

El método también recomienda dormir con un gorro o una almohada de satén para prolongar la definición del cabello y evitar el encrespamiento.

¿Qué se debe evitar?

  • Calor de secador, plancha o tenacillas, ya que puede romper la fibra capilar, eliminar el brillo y la elasticidad.
  • Cepillar el cabello, para no aplastar el rizo.
  • Peinar el cabello en seco, para no romper el cabello.
  • Peines de plástico, porque provocan electricidad estática y se tiende a enredar más el cabello.
  • Siliconas, porque aportan peso, impiden la oxigenación del cuero cabelludo, se acumulan en forma de residuo y el pelo se ensucia antes, y su uso continuado ppuede generar problemas de caspa o caída.
  • Sulfatos, ya que eliminan los aceites naturales del cabello y su uso continuado puede generar problemas de irritación, picores y sequedad.
  • Alcoholes, porque resecan el pelo y pueden irritar el cuero cabelludo y provocar reacciones alérgicas.
  • Tintes químicos, porque abren la cutícula y rompen las moléculas de queratina, dañando la estructura del cabello y volviéndolo frágil y quebradizo.

Los resultados se empezarán a notar transcurridas varias semanas, ya que el pelo debe ir adaptándose progresivamente a este proceso. Con el tiempo, cada persona puede ir acomodando la técnica a sus necesidades.

Share

Cuidado de la piel durante los tratamientos oncológicos

La mayoría de los tratamientos oncológicos producen alteraciones dermatológicas. Por ello, el cuidado de la piel durante el tratamiento es muy importante. Durante este período la piel suele ser más sensible y vulnerable a las infecciones, por lo que la limpieza y la hidratación son muy importantes.

Cuando una persona pasa por un tratamiento oncológico, uno de los primeros órganos en reflejarlo es la piel del rostro. Un proceso de estas características no solo implica la pérdida del cabello y del vello facial (cejas y pestañas), sino que también hace que la piel se vea muy apagada y las ojeras marcadas. Además, la medicación produce una serie de consecuencias en la piel: las más frecuentes son la deshidratación, descamación, irritaciones o inflamaciones (dermatitis) y prurito, manchas oscuras, aumento de la flacidez e hipersensibilidad al sol.

Estos efectos secundarios ponen de manifiesto la enfermedad e influyen en la calidad de vida del paciente, ya que la piel está tirante, puede aparecer picor, malestar o incluso dolor. Por ello, es muy importante proporcionarle a la piel cuidados especiales, tanto faciales como corporales, durante este período, y ser constante, no sólo para minimizar y aliviar los signos que deja la enfermedad en la piel, sino también para favorecer la recuperación de la autoestima y la propia imagen personal.

Recomendaciones generales

Recomendamos utilizar productos destinados al cuidado de las pieles atópicas o sensibles. Es preferible evitar el uso de aceites esenciales, eligiendo productos sin perfume o hipoalergénicos.

Es aconsejable el uso de productos preferentemente naturales, evitando parafinas y otros aceites derivados del petróleo; siliconas (dimethicone, amodimethicone, etc.); alcohol; agentes espumosos irritantes (sulfatos); estabilizantes, agentes espumosos reguladores de pH como DEA o TEA; antioxidantes sintéticos BHA y BHT; tetrasodium EDTA; polímeros acrílicos como carbomer y sodium polyacrylate; agentes antibacterianos sintéticos como el triclosan; conservantes sintéticos como parabenos y phenoxyethanol; filtros solares químicos como oxybenzone y octylmethoxycinnamate…

El Aloe Vera, la Caléndula, el Espino Amarillo, la Manzanilla, y la Rosa Mosqueta son cinco plantas medicinales muy prácticas y beneficiosas para la higiene y el cuidado de las zonas afectadas. Sus propiedades emolientes, antiinflamatorias y cicatrizantes ayudan a limpiar, calmar, y regenerar la piel más rápido de lo esperado.
Otros ingredientes recomendables son: el Escualeno porque es un aceite que posee una gran afinidad por la piel, ya que es unos de los componentes principales del sebo humano; el extracto de Malva, que es calmante y lenitiva; las mantecas de Karité y Cupuazú, ricas en polifenoles (antioxidantes), que hidratan y aportan elasticidad a la piel; los aceites vegetales ricos en ácido linoleico, que es esencial para regenerar la epidermis; el Ácido Hialurónico, ya que la piel concentra un 56% del que hay en el cuerpo. Entre sus propiedades destacan que es higroscópico, capaz de retener mil veces su peso en agua, y que actúa como antiinflamatorio.

Limpieza de la piel

Como en toda rutina, se debe comenzar por la limpieza. Aconsejamos evitar los jabones muy alcalinos que resecan demasiado la piel. Para el cuerpo se recomiendan los jabones neutros a base de aceite de oliva o aceites o cremas de ducha hidratantes y poco espumantes. Para la limpieza facial las mejores fórmulas son los aceites puros, como por ejemplo los de avellana, almendras dulces,    jojoba, o las mezclas de varios aceites, y las leches limpiadoras que reparan y nutren la piel, al mismo tiempo que la limpian.
Otros consejos a tener en cuenta son:

  • Controlar la temperatura del agua. Es preferible lavarse con agua templada, y evitar focos de calor o frío.
  • Evitar el uso de esponjas; masajear la zona con los dedos.
  • No frotar la piel al secarla; debes eliminar la humedad presionando, por contacto, siempre con toallas de algodón suave.
  • Evitar los productos exfoliantes, peelings o tratamientos antienvejecimiento que contengan alfa hidroxiácidos como el ácido glicólico o derivados retinoides.
  • Evitar la manipulación manual traumática de los poros para su limpieza.
  • Utilizar un champú neutro o hidratar el cuero cabelludo si se ha perdido el pelo.
  • No utilizar colonias ni desodorantes que contengan cloruro de aluminio.

Hidratación

Es importante aportar un grado extra de hidratación a la piel, por lo es preferible optar siempre por texturas nutritivas. Además de las cremas y pomadas hidratantes destinadas al cuidado de las pieles secas, sensibles o atópicas, las cremas de bebés pueden ser también una buena opción. Un consejo a tener en cuenta es añadir unas gotas de aceite vegetal a la crema hidratante para enriquecerla y aportar un extra de nutrición.

En el caso de tratamientos de radioterapia, nunca se deben aplicar productos en la zona a irradiar antes de la sesión; siempre se aplicarán después, ya que pueden interferir con el tratamiento. La zona a tratar debe estar limpia y libre antes de recibir el tratamiento.

Protección solar

Unos de los cuidados básicos durante esta etapa es la protección solar. La gran mayoría de los tratamientos oncológicos son muy fotosensibilizantes, por lo que es recomendable utilizar un protector solar de amplio espectro, es decir, que proteja frente a todo el espectro de radiación visible (UVA, UVB e infrarrojos). Recomendamos optar por protectores solares minerales con filtros físicos naturales sin nanopartículas. Los más habituales son dióxido de titanio y óxido de zinc. Estos filtros reflejan la radiación del sol impidiendo que esta penetre en la piel, evitando así la formación de radicales libres y previniendo problemas de alergias.

Los expertos recomiendan utilizar pantalla total (FPS 50+) en las zonas afectadas y evitar las exposiciones directas al sol. Siempre que sea posible, las zonas afectadas o irradiadas se deben mantener al aire libre, y se aconseja evitar las exposiciones al sol durante el tratamiento, y al menos un año después.

Maquillaje

El maquillaje también puede ser de gran ayuda a la hora de normalizar la vida de una mujer que está pasando por esta enfermedad, ya que puede ayudar a recuperar una imagen similar a la que se tenía antes de empezar el tratamiento.
Se recomienda utilizar maquillaje mineral, sin perfumes, o BB creams que aportan un tono uniforme a la piel al mismo tiempo que la hidratan. Conviene evitar los pigmentos o colorantes sintéticos.
La gran dificultad son las cejas y las pestañas, ya que son elementos que definen por completo la expresión de una persona. En este sentido es muy importante aprender a utilizar el maquillaje para volver a sentirte tú misma. No se aconseja la utilización de cejas y pestañas postizas, ya que los pegamentos pueden ser irritantes.

Otros consejos:

  • Evitar utilizar esparadrapo en las zonas irritadas y mantener siempre la piel seca
  • No rascar las zonas dañadas
  • Utilizar ropa cómoda y realizada con fibras naturales
  • Utilizar detergentes naturales hipoalergénicos

 

Share

Difusores de aceites esenciales

En el mercado existen diferentes tipos de difusores eléctricos para la difusión de aceites esenciales. Los más habituales son:

 

Difusión por ultrasonidos

 

Es un método de difusión en frío de difusión que permite, mediante ultrasonidos, convertir una mezcla de agua y aceites esenciales en una ligera bruma. Los difusores ultrasónicos son muy silenciosos, y además se pueden utilizar como humificadores en aquellas estancias donde el ambiente es seco como resultado de la calefacción, por ejemplo.

Difusión por nebulización

 

Este proceso de difusión en frío, al igual que el anterior, permite conservar todas las propiedades beneficiosas de los aceites esenciales. Es un método que no utiliza agua, sino que impulsa aire para transformar el aceite esencial en una niebla de micropartículas aromáticas que se extiende por todo el ambiente.

Difusión por calor a baja temepratura

 

Los difusores por calor a baja temperatura suelen ser silenciosos y fáciles de usar, y tienen un bajo coste. Este modo de difusión tampoco necesita agua, y permite, gracias a un calor suave, maximizar la difusión de aceites esenciales respetando sus propiedades beneficiosas.

Share

Preguntas frecuentes sobre los tintes vegetales

  • ¿Por qué se deben utilizar tintes vegetales y no químicos? Porque no rompen la cutícula del cabello y no lo dejan vulnerable a los ataques externos. La utilización frecuente de tintes químicos puede dejar el cabello frágil y sin vida, mientras que los tintes vegetales estabilizan el conjunto de la estructura del cabello sin agredirlo.
    Los tintes químicos eliminan de forma agresiva la pigmentación natural del interior del cabello, reemplazándolo por un tinte sintético. De este modo el color original del cabello cambiará completamente. Los tintes vegetales penetran únicamente en la capa superficial del cabello, proporcionando un baño de color gracias a esta cobertura exterior. El nuevo color del cabello es el resultado de la combinación del color natural y del baño de color.

  • ¿Pueden causar alergias o reacciones los tintes vegetales? Sí. Por ello se recomienda hacer un test previo en la muñeca de las personas reactivas, dejar 2 horas y actuar según proceda.

  • ¿Es posible cubrir las canas con los tintes vegetales? Sí, gracias a la óptima calidad de los ingredientes y a unas rigurosas recomendaciones de uso, entre las que se incluyen una prepigmentación con henna* para los colores más oscuros.

  • ¿Puedo usar tintes vegetales, si tengo el pelo teñido químicamente o tratado con permanente? Sí. El pelo recuperará su brillo, suavidad y fuerza natural.

  • ¿Puedo usar tinte químico, si tengo el pelo teñido con tinte vegetal? Sí, sin ningún problema.

  • ¿Puedo mezclar los colores? Sí. ¡Crea tus propios colores haciendo mezclas creativas!

  • ¿Cómo preparao mi cabello antes de usar un tinte vegetal? Lavar el cabello con champú sin siliconas y no aplicar aceites naturales que impidan la penetración del color de forma correcta. Dejar húmedo para la aplicación.

  • ¿Cómo preparo la pasta? Siguiendo las indicaciones del envase del producto. Recuerda que es importante la temperatura del agua, la fluidez de la pasta, que debe estar bien batida, y mantenerla caliente.

  • ¿Se puede añadir otros ingredientes a la pasta para mejorar la coloración? Sí, sal para una mayor durabilidad, y té negro para más intensidad del color. El vinagre y el limón sólo en las hennas rojas. No añadir aceites.

  • ¿Cuánta cantidad se necesita para teñirse? 100 gramos para media melena.

  • ¿Cuánto tiempo debo mantener el tinte en el cabello? De 30 minutos a 2 horas.
    En los tonos rubios de 15 a 60 minutos. A partir de los 30 minutos, el cabello puede coger tonos cobrizos. Para mayor intensiad del rubio, repetir la operación otros 30 minutos.

  • ¿Qué puedo hacer si el color resultante es demasiado rojo o demasiado oscuro? Si es demasiado rojo, puedes oscurecerlo con la gama de castaños. Si es demasiado oscuro, se irá aclarando gradualmente.

  • ¿Cuánto tiempo debo esperar, si quiero repetir el tinte? Se aconseja esperar al menos 24-48 horas para ver el resultado final.

  • ¿Se oscurece el cabello después de varias aplicaciones de los tintes vegetales? Efectivamente, como con cualquier tinte permanente, ya sea vegetal o químico. Se recomienda aplicarlo cada dos veces en toda la longitud del pelo.

  • ¿Con el uso de tintes vegetales, el pelo destiñe con los lavados? Sólo la primera vez.

  • ¿Los tonos rubios aclaran los cabellos oscuros? No, no los aclaran. Tiñen los cabellos rubios y canosos.

  • ¿Que diferencia hay entre teñirse con tinte negro o índigo puro? El índigo da un color negro más azulado. El negro puedo tender más a rojizo.

  • ¿Para qué sirve la Cassia o henna neutra? Es un acondicionador y reparador del cabello sin propiedades colorantes. Aclara los tonos rubios y mitiga los castaños.

  • ¿Puede quedar un reflejo verde después de aplicar el tinte? Raramente, los colores oscuros pueden dar un tono verdoso en los cabellos rubios o canosos que desaparece con el champú.

  • ¿Cuánto tiempo dura el efecto del tinte vegetal en el cabello? La coloración vegetal es permanente. Para mayor durabilidad, aplicar aceite vegetal antes del champú dentro de las 24-48 horas posteriores a la aplicación del tinte.

  • ¿Pueden utilizarse los tintes vegetales para teñir cejas, pesatañas y barba? Sí, pero recomendamos acudir a un profesional para asesoramiento.

  • *PREPIGMENTACIÓN CON HENNA:
    En los tintes con alta proporción de índigo se recomienda un prepigmentación con henna para lograr una cobertura completa de las canas, ya que el índigo necesita de las moléculas de la henna para una mayor fijación en el cabello.
    Se puede hacer con henna pura roja o henna con amla; es indiferente.
    La primera vez se aplica en todo el cabello. Las siguientes veces se puede aplicar la prepigmentación sólo en las raíces.
    En la pasta con henna el agua debe estar a 90 ºC.
    El tiempo de prepigmentación es de 30 a 60 minutos para los castaños y de 2 horas para el negro o el índigo.
    El color naranja en las canas desaparece con el tinte posterior.
    Una vez prepigmentado el pelo, se aplica la coloración elegida. Puede ser inmediatamente o al día siguiente.
    Para todos los colores, excepto la henna, el agua debe estar a 50 ºC, nunca muy caliente.
    Tiempo de coloración: de 30 a 120 minutos.
    Enjuagar. Lavar con champú pasadas 24-48 horas para no interrumpir el proceso de oxidación que va fijando el color en el cabello.

Share

Sodium Lauryl Sulfate, Sodium Coco Sulfate y Sodium Laureth Sulfate ¿En qué se diferencian?

El Sodium Lauryl Sulfate (SLS), el Sodium Coco Sulfate y el Sodium Laureth Sulfate (SLES) pertenecen al grupo de los tensioactivos aniónicos (es decir,  de carga negativa), muy utilizados en los productos de higiene y cuidado personal, especialmente de acción desengrasante, por su excelente capacidad limpiadora.

Los tres se obtienen a partir del aceite de coco, pero existen diferencias entre ellos que aclaramos a continuación:

El aceite de coco se compone de una amplia gama de ácidos grasos, los cuales pueden tener un mínimo de 8 átomos de carbono y un máximo de 20, siendo la mayoría de los ácidos grasos de la variedad 12 de carbono. Esto quiere decir que aproximadamente el 45-50% de los ácidos grasos de coco contienen 12 átomos de carbono.

Para obetener Sodium Coco Sulfate, se utiliza el aceite de coco puro (con todos sus ácidos grasos) y se somete a un proceso de sulfatación, haciédolo reaccionar primero con ácido sulfúrico y a continuación con carbonato sódico. De esta forma, se obtiene un detergente que no produce mucha espuma, lo cual puede variar según la calidad del cultivo de coco en cuestión.

El Sodium Lauryl Sulfate, o lauril sulfato de sodio, es una versión purificada del anterior. En este caso, se eliminan la mayor parte de los ácidos grasos del aceite de coco que no son de carbono 12. El material de partida es entonces un 80% de ácidos grasos de carbono 12 (principalmente ácido láurico) sometidos al mismo proceso de sulfatación que en el caso anterior.
Ambos productos, Sodium Coco Sulfate y Sodium Lauryl Sulfate, son principalmente lauril sulfato de sodio (porque en ambos casos predomina el alcohol láurico), siendo el Sodium Lauryl Sulfate más eficiente, y el Sodium Coco Sulfate una forma altamente diluida, y por lo tanto, más suave.

El Sodium Lauryl Sulfate puede ser irritante para la piel. Por ello, muchos fabricantes utilizan en su lugar Sodium Laureth Sulfate, o Lauril Éter Sulfato de Sodio. Este compuesto se prepara de forma similar al Sodium Lauryl Sulfate, pero pasando por un proceso de etoxilación del alcohol dedecílico (alcohol laúrico). La adición del óxido de etileno a los alcoholes grasos de la fórmula los hace más solubles en agua, reduciendo de esta manera el nivel de irritación. Así, el Sodium Laureth Sulfate resulta ser un detergente de alta compatibilidad con la piel, y gran capacidad humectante y emulsionante. Sin embargo, en el proceso de etoxilación del alcohol láurico (derivado del ácido láurico) con el óxido de etileno, se puede obtener como subproducto un ingrediente llamado 1,4-dioxane que se considera cancerígeno.

En resumen, El Sodium Coco Sulfate y el Sodium Lauryl Sulfate son similares, pero el primero es una versión más diluida y por lo tanto, más suave. Ambos están permitidos por los certificados de cosmética natural y ecológica controlada y son seguros. Sin embargo, el Sodium Laureth Sulfate no está permitido por los certificados y es potencialmente peligroso, por lo que no recomendamos el uso de productos que contengan este ingrediente.

 

Share